Sin categoría

Fedora VS Ubuntu: ¿En qué se diferencian?

Sin categoría

Nuevas distribuciones de Linux siguen y siguen apareciendo, y para algunos usuarios se está volviendo tedioso intentar mantenerse al día. Quizás hasta te hayan pedido que les expliques cuáles son las diferencias entre dos distribuciones de Linux. Estas preguntas te pueden parecer extrañas, entre otras cosas porque Fedora y Ubuntu existen desde hace demasiado tiempo. Pero si la persona interesada es principiante, estas preguntas sí comienzan a tener sentido.

Aunque ninguna de las dos distribuciones son nuevas, ambas lanzan versiones continuamente. La última de Ubuntu fue la versión 17.10, la cual salió en octubre del año pasado y Fedora lanzó la versión 27 en noviembre del 2017. Si quieres, puedes consultar aquí más cosas acerca de las últimas versiones de Ubuntu.

En un artículo anterior explicamos las diferencias entre Ubuntu y Linux Mint. Si  ya lo has leído, verás que entre las dos distribuciones que veremos en este artículo, las diferencias son más marcadas.

1. Historia y desarrollo

La historia de Ubuntu es mucho más conocida que la de Fedora. Para resumirla podemos decir que Ubuntu nació a partir de una rama inestable de Debian, en octubre del 2004. Fedora nació antes, en noviembre del 2003 y su historia de desarrollo es un poco más enredada. Esa primera versión de Fedora se llamaba Fedora Core 1, y estaba basada en Red Hat Linux 9. La cual agotó su vida útil oficialmente el 30 de abril del 2004.

Fedora entonces surgió como una alternativa orientada a la comunidad para Red Hat y tenía dos repositorios principales. Uno de ellos era el Core, que era mantenido por los desarrolladores de Red Hat, y el otro se llamaba Extras, la cual era mantenida por la comunidad.

Sin embargo, a fines del 2003, Red Hat Linux se fusionó con Fedora para convertirse en una distribución comunitaria única, llamada Red Hat Enterprise Linux, como su equivalente con soporte comercial.

Hasta 2007, Core era parte del nombre de Fedora, pero a partir de Fedora 7, los repositorios Core y Extra se unieron. Desde entonces la distribución se llama simplemente Fedora.

La mayor diferencia hasta aquí es que el original Red Hat Linux se dividió esencialmente en Fedora y Red Hat Enterprise Linux, mientras que Debian sigue siendo una entidad completa y separada de Ubuntu, que importa paquetes de una de las ramas de Debian.

Aunque muchos piensan que Fedora se basa en Red Hat Enterprise Linux (RHEL), no hay nada más alejado de la realidad. Es todo lo contrario, las nuevas versiones de RHEL son forks de Fedora que se prueban exhaustivamente en cuanto a calidad y estabilidad antes de su lanzamiento.

Por ejemplo, RHEL 7 se basa en repositorios de Fedora 19 y 20. La comunidad de Fedora también proporciona paquetes adicionales para RHEL en un repositorio llamado Extra Packages for entreprise Linux (Paquetes Extra para Enterprise Linux), cuya abreviatura es EPEL.

La estructura que existe detrás del desarrollo de estas dos distribuciones es relativamente similar. Por un lado está el Proyecto Fedora (establecido en el 2003) que es responsable de coordinar el desarrollo de Fedora y está patrocinado por Red Hat. El Consejo de Fedora (Fedora Council) administra esta iniciativa y elige al presidente (Líder del Proyecto Fedora) que será empleado por Red Hat. Existen otros grupos de gobierno, el Comité Directivo de Ingeniería de Fedora y el Comité Directivo de Embajadores de Fedora. Los miembros de ambos comités son elegidos por la comunidad.

Por otro lado, Ubuntu es financiado y administrado directamente por Canonical. La Comunidad Ubuntu está organizada a través de varios grupos más grandes, siendo los principales el Consejo Comunitario y el Consejo Técnico. Los miembros de esos dos consejos son nominados por Mark Shuttleworth, el fundador de Canonical.

Otros grupos incluyen el Consejo de Foros, el Consejo de IRC y la Junta de Membresía de Desarrolladores. Los usuarios pueden solicitar la membresía de Ubuntu y ser voluntarios como colaboradores en varios equipos organizados por la comunidad.

2. Ciclo de liberación y soporte

Ubuntu lanza una nueva versión cada seis meses, una en abril y la otra en octubre. Cada cuarta versión es considera como de soporte a largo plazo (LTS). Por lo tanto, Ubuntu lanza una versión LTS cada dos años. Cada una de ellas recibe soporte oficial y actualizaciones para los próximos cinco años.

Las versiones regulares solían disponer de un soporte de 18 meses, pero a partir del 2013, el período de soporte se acortó a 9 meses.

Fedora no tiene períodos estrictos para lanzar nuevas versiones. Generalmente suceden cada 6 meses, y tienen soporte por 13 meses. Es por ello que ahora el período de soporte es mayor que el de Ubuntu. Fedora, al contrario que Ubuntu, no lanza versiones LTS a largo plazo.

3. ¿Cómo está compuesto su nombre?

Si conoces las reglas que aplica Ubuntu para asignar los nombres a sus versiones, sabrás que las versiones están compuestas por dos números, el primero de ellos significa el año y el segundo el mes del lanzamiento de dicha versión. De este modo, puedes deducir exactamente la decha de lanzamiento de cada versión, demás de saber en qué momento tendrás una nueva a tu alcance. Por ejemplo, la última de Ubuntu es la versión 17.10, que fue lanzada en octubre del 2017.

Fedora mantiene un sistema más simple y usa números enteros, comenzando con 1 para la primera versión, y actualmente llegó a la versión 27.

La nomenclatura de las versiones de Ubuntu está formada por dos palabras que comienzan con la misma letra. La primera palabra es un adjetivo y la segunda es un animal, que generalmente es un raro. Estas versiones son anunciadas por Mark Shuttleworth, con una breve introducción o anécdota relacionada con el nombre. El nombre de la última versión estable es Artful Aardvark, que viene siendo un supuesto cerdo hormiguero.

Fedora 20 Heisenbug de 2013 fue la última versión de Fedora que tiene nombre clave. Todas las  versiones posteriores se llaman simplemente “Fedora X”, donde X representa el número que sigue a la versión anterior. Antes de eso, cualquier persona de la comunidad podía sugerir un nombre, la cual podría calificar para la aprobación si cumplía con un conjunto de reglas. La aprobación estaba a cargo del consejo de Fedora.

Si la elección del nombre clave de Ubuntu te parecía extravagante, mira como elegían el nombre de las versiones de Fedora. Un posible nombre de una nueva versión tenía que guardar una cierta relación con la anterior, cuanto más inusual o novedosa mejor.

No debían ser nombres de personas vivas o términos de marca registrada. La relación entre los nombres de Fedora X y Fedora X + 1 debe coincidir con la fórmula “es un”, de modo que lo siguiente sea verdadero: X es una Y, y también lo es X + 1. Para poner un poco de luz en esta confusión, Fedora 14 se llamaba Laughlin, y Fedora 15 Lovelock. Tanto Lovelock como Laughlin son ciudades de Nevada. Sin embargo, la relación de Fedora X y Fedora X + 2 no debería ser la misma.

Ahora quizás esté más clara la razón por la que los desarrolladores han decido dejar de asignar nombres a las nuevas versiones.

4. Ediciones y entornos de escritorio

Fedora tiene tres ediciones principales: Cloud (Atomik), para servidores (Server) y para estaciones de trabajo (Workstation). Los nombres de las dos primeras son muy ilustrativos, y la edición para estaciones de trabajo es en realidad la edición que la mayoría de las personas usa, la de ordenadores de escritorio y portátiles (32 o 64 bits). La comunidad de Fedora también proporciona imágenes separadas de las tres ediciones para dispositivos basados ​​en ARM. También está Fedora Rawhide, una versión de desarrollo continuamente actualizada de Fedora que contiene las últimas compilaciones de todos los paquetes de Fedora. Rawhide es un campo de pruebas para nuevos paquetes, por lo que no es 100% estable.

Actualmente, Ubuntu supera a Fedora en términos de cantidad. Junto con la edición de escritorio estándar, Ubuntu ofrece productos por separado llamados Cloud, Server, Core y Ubuntu Touch, para dispositivos móviles. La edición de escritorio admite sistemas de 32 y 64 bits, y las imágenes de servidor están disponibles para diferentes infraestructuras (ARM, LinuxON y POWER8). También está Ubuntu Kylin, una edición especial de Ubuntu para usuarios chinos, que salió en 2010 como “Ubuntu Chinese Edition”, y que fue rebautizada como un subproyecto oficial en el 2013.

En cuanto a los entornos de escritorio, la edición principal de Fedora 27 usa Gnome 3.6 con Gnome Shell. El DE (Desktop Environment) por defecto de Ubuntu es Unity, y otras opciones se proporcionan a través de “Ubuntu flavors”, que son variantes de Ubuntu con diferentes entornos de escritorio. Existe Kubuntu (con KDE), Ubuntu GNOME, Ubuntu MATE, Xubuntu (con Xfce) y Lubuntu (con LXDE). En las últimas versiones de Ubuntu, concretamente desde la 17.10, se le dijo adiós a Unity y se incorporó por defecto GNOME, acompañado también de un nuevo servidor gráfico llamado Wayland.

El equivalente a Ubuntu flavors en Fedora son los Spins o “escritorios alternativos”. Hay Spins con entornos de escritorio KDE, Xfce, LXDE, MATE y Cinnamon, y un Spin especial llamado Sugar on a Stick con un entorno de aprendizaje simplificado. Este proyecto está diseñado para niños y escuelas, particularmente en países en vías de desarrollo.

Fedora también tiene laboratorios, o “paquetes de software funcional”. Son colecciones de software para funciones específicas que se pueden instalar en un sistema Fedora existente o como una distribución de Linux independiente. Los paquetes de software funcional disponibles incluyen Design Suite, Games, Robotics Suite, Security Lab y Scientific. Ubuntu proporciona algo similar en forma de Edubuntu, Mythbuntu y Ubuntu Studio, subproyectos con aplicaciones especializadas para educación, sistemas de entretenimiento doméstico y producción multimedia, respectivamente.

5. Paquetes y repositorios

Las diferencias más notorias entre estas dos distribuciones se encuentran en esta sección. En cuanto al sistema de gestión de paquetes, Fedora utiliza paquetes con formato .rpm, mientras que Ubuntu usa paquetes con formato .deb. Por lo tanto, no son compatibles por defecto, entre sí, los tienes que convertir con herramientas como Alien, por ejemplo. Ubuntu también ha presentado paquetes de Snappy, que son mucho más seguros y fáciles de mantener.

Con la excepción de algunos firmware  binarios, Fedora no incluye ningún software propietario en sus repositorios oficiales. Esto se aplica a controladores de gráficos, códecs y cualquier otro software restringido por patentes y asuntos legales. La consecuencia directa de esto es que Ubuntu tiene más paquetes en sus repositorios que Fedora.

Uno de los principales objetivos de Fedora es proporcionar solamente software de código abierto, libre y gratuito. La comunidad alienta a los usuarios a encontrar alternativas para sus aplicaciones no gratuitas. Si quieres escuchar música en MP3 o reproducir DVDs en Fedora, no encontrarás soporte para eso en los repositorios oficiales. Sin embargo, hay repositorios de terceros como RPMFusion que contienen un montón de software gratuito y no gratuito que puedes instalar en Fedora.

Ubuntu apunta a cumplir con las Pautas de Software Libre de Debian, pero aún hace muchas concesiones. A diferencia de Fedora, Ubuntu incluye controladores propietarios en su rama restringida de repositorios oficiales.

También existe el repositorio de socios que contiene software con propiedad de los proveedores asociados de Canonical: Skype y Adobe Flash Player, por ejemplo. Es posible comprar aplicaciones comerciales del Centro de Software de Ubuntu y habilitar la compatibilidad para DVD, MP3 y otros códecs populares simplemente instalando un único paquete llamado “ubuntu-restricted-extras” del repositorio.

Copr de Fedora’s Copr es una plataforma similar a los Archivos de Paquetes Personales (PPA) de Ubuntu: que permiten a cualquier persona cargar paquetes y crear su propio repositorio. La diferencia aquí es la misma que con el enfoque general de las licencias de software. Se supone que no se deben cargar paquetes que contengan componentes que no sean libres o cualquier otra cosa que esté explícitamente prohibida por la Junta de Proyecto de Fedora.

6. Público y Objetivos

Copr, de Fedora, es un sistema de distribución de paquetes que se ha enfocado en tres cosas: la innovación, la comunidad y la libertad. Ofrece y promueve exclusivamente software libre y de código abierto, y enfatiza la importancia de cada miembro de la comunidad. Ha sido desarrollado por la comunidad, y se alienta activamente a los usuarios a participar en el proyecto, no solo como desarrolladores, sino también como escritores, traductores, diseñadores y oradores públicos (Embajadores de Fedora). Hay un proyecto especial que ayuda a las mujeres que quieren contribuir. El objetivo del mismo es participar en la lucha contra los prejuicios y segregación de género en los círculos tecnológicos y de software libre.

Además, Fedora es a menudo la primera, o una de las primeras distribuciones en adoptar y mostrar nuevas tecnologías y aplicaciones. Fue una de las primeras distribuciones en integrarse con SELinux (Security Enhanced Linux), incluye la interfaz de escritorio Gnome 3, utiliza Plymouth como la aplicación bootsplash, adopta systemd como el sistema init predeterminado y utiliza Wayland en lugar de Xorg como el servidor de gráfico predeterminado.

Los desarrolladores de Fedora colaboran con otras distribuciones y proyectos upstream, para compartir sus actualizaciones y contribuciones con el resto del ecosistema Linux. Debido a esta constante experimentación e innovación, Fedora a menudo se etiqueta incorrectamente como una distribución inestable y de última generación que no es adecuada para principiantes y uso diario. Este es uno de los mitos de Fedora más extendidos, y la comunidad de Fedora está trabajando arduamente para cambiar esta percepción. Aunque los desarrolladores y usuarios avanzados que desean probar las últimas características son parte del público principal objetivo de Fedora, puede ser utilizado por cualquier persona, al igual que Ubuntu.

Hablando de Ubuntu, algunos de los objetivos de esta distribución se superponen con Fedora. Ubuntu también se esfuerza por innovar, pero eligen un enfoque mucho más amigable para el consumidor. Al proporcionar un sistema operativo para dispositivos móviles, Ubuntu trató de hacerse un hueco en el mercado y simultáneamente impulsar su proyecto principal, aunque ese sueño fue imposible.

Ubuntu a menudo se proclama como la distribución de Linux más popular, gracias a su estrategia de ser fácil de utilizar y lo suficientemente simple para principiantes y ex usuarios de Windows. Sin embargp, Fedora tiene un as bajo la manga: Linus Torvalds, el creador de Linux, usa Fedora en sus ordenadores.

Con todos estos puntos expuestos, podrás tomar la mejor decisión para ti y tu ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *