• #Aplicaciones
  • #Bases de datos
  • #Dispositivos
  • #Hardware
  • #Inversión
  • #Marketing
  • #Programacion
  • #Sistemas
  • 8 Motivos para convertirte en programador

    TutorialesProgramacion

    En esta guía vamos a ver lo motivos principales por los cuales podrías querer ser un programador. Para empezar, si eres uno de esos prodigios que ya creaba aplicaciones desde los 10 años, seguramente seas un buen ingeniero en el futuro, pero este no es el caso de todo el mundo.

    Si vas a emprender un camino que te llevará a estar sentado delante de una pantalla varias horas al día mientras escribes cosas en un teclado que le dirán a un ordenador lo que debe hacer, primero debes saber las ventajas y los inconvenientes que conlleva y si este tipo de vida es para ti. Lo último que querrás es haber desperdiciado montones de horas aprendiendo a programar para finalmente darte cuenta de que esto no es para ti.

    Para empezar, podría gustarte la programación, aunque lo cierto es que el objetivo de la mayor parte de las personas que comienzan a programar a día de hoy es el de ganarse la vida. Obviamente, si te gusta la programación, ya habrás recorrido medio camino.

    Si no eres de los que están actualizados en temas de hardware o de sistemas o si los ordenadores te dan bastante igual, la ingeniería del software no es para ti, ya que lo cierto es que vas a tener que dedicar montones de horas a aprender una gran cantidad de detalles de tecnologías que ni siquiera te llamarán la atención. Podríamos decir que la pasión es uno de los principales ingredientes para ser bueno en cualquier profesión. ¿Puedes ser desarrollador de software sin pasión? Sí, pero no serás de los buenos. Esto es algo que he percibido en mí mismo en ciertos momentos en los que por diversas razones perdí la pasión.

    Dicho esto, vamos allá con las ventajas que esta profesión ofrece, que no son pocas.

    Aprenderás cosas todos los días

    Comenzamos por algo que para algunos puede ser un suplicio, aunque lo cierto es que el aprendizaje siempre es saludable para mantenerse activos. Tendrás nuevos retos todos los días y dado que eres un ingeniero o al menos haces su trabajo, tu objetivo es el de resolver problemas más bien complejos. Tendrás que resolver problemas por tu cuenta y, en caso de no saber cómo resolverlos, tendrás que buscarte la vida o aprender a resolverlos sobre la marcha. Lo gran ventaja es que en la actualidad, raro será el caso en el que alguien no haya tenido antes tu mismo problema. Esto hará que todo sea más llevadero, aunque para aplicar este último método, debes ser bueno buscando información.

    A diferencia de otros trabajos, no te estancarás en el trabajo, ya que al aprender cosas nuevas a diario, avanzas a medida que lo hace el mercado laboral, y esto es una gran ventaja. Si te cambias de trabajo en algún momento, seguramente te lleves una gran cantidad de experiencia a tu nuevo empleo, y esto les gusta a las empresas. Del mismo modo, siempre puedes comenzar un negocio por tu cuenta con lo aprendido.

    Aprender diariamente puede resultar frustrante a muchas personas, aunque lo cierto es que la novedad te terminará motivando. Es decir, resolver nuevos problemas te aportará una dosis de dopamina que hará que te sientas bien contigo mismo.

    Es una profesión con gran demanda

    A diferencia de otras profesiones, difícilmente te encontrarás con algún programador que sea bueno en su trabajo y que esté en paro o no tenga nada que hacer. Los buenos desarrolladores siempre tienen una gran demanda. Puede que no encuentres un trabajo en una gran empresa tecnológica, pero si eres medianamente bueno, serás un caramelo para cualquier empresa local de tu ciudad.

    Lo mejor de todo es que al igual que en un juego de rol, puedes escoger tu camino, ya que si tienes talento siempre tendrás muchas puertas abiertas. Siempre puedes irte a Inglaterra o a California a probar suerte y trabajar en la próxima tecnología o aplicación de moda. Sin embargo, en muchos casos no necesitarás desplazarte, ya que el trabajo remoto está al orden del día, especialmente si eres un desarrollador web.

    ¿Has escuchado hablar de la burbuja de los programadores? Pues bien, no existe. Quienes hablan de ella suelen ser personas que no quieren emprender este camino. Lo cierto es que en el futuro no parece que las oportunidades comiencen a decrecer. Todo lo contrario, en el futuro todo indica que habrá cada vez más programadores debido a la interacción de múltiples tecnologías, los nuevos modos de comunicación y la automatización de procesos. Una empresa no solamente debe crear aplicaciones, sino mantenerlas.

    Podrás trabajar de forma remota

    No todas las empresas ofrecen la oportunidad de trabajar de forma remota, pero es una gran ventaja que las empresas ofrecen cada vez más a sus empleados. El trabajo remoto, aunque solamente sea durante unos días a la semana, te permitirá mantener un buen balance entre tu vida laboral y familiar. Además, esta forma de trabajo se adapta muy bien al mundo de la programación.

    También podrás encontrar oportunidades que te permitirán trabajar de forma totalmente remota, por lo que podrás vivir en cualquier lado, siendo el único requisito el de disponer de una buena conexión a Internet. Si trabajas de esta forma, te ahorrarás el horrible trayecto en metro y ya no tendrás que buscar en dónde comer durante tu descanso diario. Olvídate también de las reglas estrictas o de seguir las políticas de la empresa. Aunque tendrás que mantener un horario dentro de ciertos parámetros, seguramente tengas bastante flexibilidad con el mismo.

    En general, mientras realices tu trabajo de forma eficiente, tendrás bastante libertad, por lo que no deberías tener problemas para ir a comprar el pan a media mañana. Eso sí, es recomendable que tengas tu propia oficina en casa, de forma que puedas trabajar sin distracciones. Otra ventaja es que, mientras que para lo único que te sueles levantar en tu trabajo es para ir al baño, trabajando remotamente siempre puedes salir a tomar algo el aire si sientes que te hace falta o darte una vuelta.

    El sueldo es relativamente alto

    La programación y la administración de sistemas son profesiones en las que podrás aspirar a un buen sueldo si eres bueno en tu trabajo. Además, siempre puedes buscarte un trabajo como desarrollador en un país con mejores oportunidades que el tuyo y trabajar de forma remota.

    No te olvides tampoco de que siempre puedes montarte tu negocio y trabajar como freelance. Si eres bueno, no te faltará trabajo y además, podrás disfrutar de un tiempo libre entre contrato y contrato, aunque no te olvides de que también tendrás que aprender cosas nuevas en este tiempo, ya que se espera que tengas cierto nivel de experiencia.

    Aunque ser programador no te asegura un gran sueldo, lo cierto es que aspirarás a un sueldo medio desde tu primer trabajo.

    Puedes crear tu propio proyecto

    Trabajar para una empresa con el objetivo de ganar experiencia es casi imprescindible salvo que tengas una mente privilegiada. Supongamos ahora que tras media década de trabajo para una empresa te cansas de él o que la empresa para la que trabajas cierra sus puertas. No te faltarán oportunidades, eso está claro, pero casi todas las profesiones requieren que trabajes para alguien. Sin embargo, en el mundo del desarrollo de software siempre puedes crear tu propio producto y explotarlo tú mismo o vendérselo a alguna empresa.

    Podrías crear una aplicación web, una aplicación móvil o algún servicio que ayude a facilitar ciertas tareas, resolviendo problemas comunes que se dan durante el desarrollo de algún tipo de software. También podrías escribir algún libro de programación en el que plasmes tu experiencia o desarrollar un videojuego, aunque para esto último también necesitarás ciertos conocimientos de dibujo, diseño gráfico o modelado 3D, según sea el caso.

    La gran ventaja de crear algo por tu cuenta es que, aunque no te vaya bien, siempre será una gran ventaja a la hora de poder buscar un nuevo empleo, ya que podrás enseñar tu proyecto en la mayor parte de las entrevistas, siendo algo que definitivamente gustará a quien te vaya a contratar.

    Podrás aplicar cierta creatividad

    Cierto es que las mejores prácticas de programación te obligan a seguir ciertos patrones de diseño, especialmente si trabajas como parte de un equipo, pero eso no significa que no puedas aplicar cierta creatividad. Obviamente, tampoco estamos hablando de que vayas a pintar un cuadro o a crear una obra de arte, sino que se trata del tipo de creatividad que puedes aplicar al construir algo con algún juego de bloques. Es decir, que cuando trabajas siempre estás creando algo nuevo.

    Durante el proceso creativo también aprenderás cosas nuevas, ya que experimentarás con diferentes tecnologías o librerías y, aunque termines por no usarlas, siempre habrás aprendido algo nuevo. Aprender que algo no es adecuado para la solución que pretendes buscar también es una valiosa experiencia.

    Además, has de saber que la programación no es aburrida, al menos siempre y cuando no trabajes como programador en una funeraria, por poner un ejemplo. Además, en caso de que tu trabajo te aburra, tendrás mil más a tu disposición.

    Tendrás que trabajar en equipo

    En mi caso, no tengo ningún problema en trabajar solo, aunque también es cierto que en muchas ocasiones prefiero trabajar en equipo. En tu trabajo seguramente formes parte de un pequeño equipo y, salvo que tus compañeros de trabajo sean seres deleznables, siempre es bienvenido trabajar con más personas.

    Habitualmente tendrás un jefe de equipo que guiará tus pasos, aunque las decisiones suelen tomarse en equipo. Además de programar, también tendrás que usar diversas herramientas como Git que posibilitan la correcta gestión del código cuando más personas trabajan sobre el código de un mismo proyecto.

    En general, el trabajo en equipo hará que estés menos perdido y que la resolución de problemas siempre sea algo más llevadera.

    Más social de lo que parece

    Aunque de la impresión de que trabajas solo, la programación ha adquirido un contexto social, ya que tendrás que usar software creado por otras personas. Además, cuando consultas algún libro o algún tutorial, este también ha sido escrito por alguien que ha usado previamente alguna librería o aplicación. La filosofía Open Source puede que te lleve a interactuar con otras personas, aunque sea de forma remota.

    Por otro lado, tus creaciones también serán usadas por otras personas, aunque a menudo lo único que esperan es que saques el próximo parche lo antes posible para arreglar algún error. Si, se que esto puede parecer de todo menos social y que estoy tratando de dar la impresión de que la programación es lo que no es, pero siempre puedes acudir a conferencias o por qué no, impartirlas tú mismo si ya has acumulado cierta experiencia con alguna tecnología.

    No nos olvidemos tampoco de que existen muchos programadores que altruistamente arreglarán los posibles bugs de tu aplicación si es que tienes el código en GitHub o en algún otro repositorio público. La colaboración en cualquier proyecto Open Source siempre está bien vista.

    Por otro lado, si quieres olvidarte de trabajar con gente, siempre puedes ir a tu rollo.

    Pero debes tener lo necesario

    Espero que ahora no tengas dudas acerca de todas la bondades de la programación. Hoy en día, todo el mundo tiene la oportunidad de convertirse en desarrollador. Cualquier persona, viva en donde viva, tiene acceso al hardware y a la tecnología necesaria para aprender a a programar e incluso para emprender. Tu teléfono seguramente sea más ponente que el ordenador que tenías hace unos años.

    Además, Internet está repleto de libros y de tutoriales con los que aprender. Hoy en día ni siquiera necesitas estudiar si te gusta el autoaprendizaje. Hace tan solo una década no teníamos acceso a toda esta gran cantidad de información, así que imagínate en el futuro. Además, no necesitas apenas inversión, ya que basta que que sigas algún tutorial de introducción ya hagas un curso para ponerte a crear una App que podrás vender a todo el mundo.

    Seguramente se me escapen muchas otras buenas razones para convertirte en programador, pero desde mi punto de vista estas han sido las más importantes. Y esto ha sido todo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Ingeniero técnico en informática, actualmente trabajo como desarrollador web y programador de videojuegos.

    https://twitter.com/neeonez