USB tipo C

DispositivosHardware

Los conectores USB Tipo C, conocidos simplemente bajo el nombre de USB-C, presentan un diseño pequeño y delgado de apariencia simétrica y ovalada. Se trata de conectores que se diferencian de los tipos previos de Buses de Serie Universal (USB) en mucho más que solo apariencia.

Una de las diferencias más notorias de los cables conectores USB-C en comparación con USB Tipo A y USB Tipo B es que su conexión es completamente reversible. Esto significa que no existe una “orientación correcta” del conector al momento de su conexión en puertos compatibles, y que simplemente podremos conectarlo al derecho o al revés.

Los conectores USB-C cuentan con soporte para USB 3.1, aunque también son compatibles con conexiones USB 3.0 y USB 2.0.

El cable de 24 pines propio de conectores USB-C es capaz de transmitir vídeo, energía (hasta 100 watts), y datos (con un tope de transferencia de 10 Gb/s), lo cual implica que estos pueden ser empleados no solo para establecer conexiones de monitores, sino también para efectuar cargas y transmitir datos de un dispositivo a otro.

El cable USB-C estándar presenta un conector USB Tipo C en ambos extremos. Sin embargo, existen conversores USB-C a USB-A disponibles que pueden ser utilizados para cargar dispositivos USB-C o transferir datos a partir de ellos hacia un ordenador haciendo uso del puerto USB Tipo A estándar.

Los cables y adaptadores empleados por conectores USB Tipo C por lo general se pueden encontrar en color blanco, aunque también existen presentaciones en colores azul, negro y rojo.

Conectores USB-C: usos más frecuentes

Debido a que los USB Tipo C son relativamente nuevos, y no tan comunes como los USB Tipo A y B, es probable que la mayoría de nuestros dispositivos aún no requieran el uso de estos conectores o cables de esta clase.

Sin embargo, tal y como ya ha sucedido con conectores USB previos, es probable que los conectores USB-C en algún futuro cercano sean empleados comúnmente en dispositivos tales como unidades flash, ordenadores de escritorio, portátiles, tablets, móviles, monitores, y discos duros externos.

La reconocida MacBook de Apple es un ordenador que cuentan con soporte para carga, transferencia de datos, y salida de vídeo mediante conexiones USB-C. Ciertas versiones de Chromebook también presentan conexiones de este tipo, así como también accesorios tales como auriculares cuyos jacks convencionales han sido reemplazados por un conector USB-C; un ejemplo de esto son los auriculares ZINSOKO.

Debido a que los puertos USB-C no son tan comunes como los USB Tipo A, ciertos dispositivos, como por ejemplo esta unidad flash de SanDisk, ofrecen ambos conectores de manera tal de poder ser empleado en cualquier tipo de puerto USB.

Compatibilidad

Los cables USB Tipo C son considerablemente más pequeños que aquellos USB-A y USB-B, de manera tal que no podrá establecerse una conexión entre estos diferentes tipos. Sin embargo, existen una serie de adaptadores que pueden permitirnos establecer conexiones entre dispositivos USB-C y puertos USB-A con cables USB-C/USB-A que cuentan con un conector USB-C en un extremo y un conector USB-A en el otro.

En caso que cuentes con un dispositivo que posea únicamente conectores USB-A, y tu ordenador sí cuenta conectores USB Tipo C, aún puedes hacer uso del puerto USB 3.1 haciendo uso correcto de un adaptador (USB Tipo A en un extremo para el conectarse al dispositivo, y USB Tipo C en el otro extremo para conectarse al ordenador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

host=https://www.neoguias.com&id=0bd4d4e16e20f48ab7f462eeee482666d'>