¿Qué es un parche?

Sin categoría

Los parches son pequeñas piezas de software empleadas para la corrección de problemas o bugs en un sistema operativo o programa específico.

Ha de tenerse muy bien en cuenta que ningún programa es perfecto, por lo cual la existencia de parches es algo muy común incluso para aquellos programas lanzados hace un largo tiempo. A mayor popularidad, mayores son las posibilidades que un programa sufra este tipo de inconvenientes, razón por la cual aquellos softwares de mayor relevancia mundial son justamente los más parchados.

Aquellas colecciones de parches ofrecidas para diferentes tipos de programas o sistemas operativos son por lo general llamadas service packs.

¿Realmente necesito instalar Parches?

Los parches de programas por lo general se centran en la resolución de problemas conocidos como bugs, aunque también pueden ocuparse en trabajar sobre vulnerabilidades de seguridad e inconsistencias. Ignorar estas actualizaciones pueden dejar a nuestro ordenador o móvil indefenso ante posibles ataques de malware.

Cabe destacar que no todos los parches presentan la misma importancia para el programa en cuestión, aunque incluso aquellos parches menores pueden resultar de importancia de cara a añadir nuevas características o impulsar la actualización de controladores de dispositivos. De esta manera, es necesario tener en cuenta que ignorar este tipo de actualizaciones por largos periodos de tiempo llevará a nuestro software a caer en un peligroso estado de vulnerabilidad, así como también sufrir problemas de compatibilidad con dispositivos y programas nuevos.

¿Cómo descargar e instalar Parches?

Las compañías de software más reconocidas se caracterizan por el lanzamiento periódico de nuevos parches, los cuales por lo general pueden ser descargados a través de la web y servir de gran ayuda para solucionar problemas específicos en cada programa.

Estas descargas pueden ser pequeñas (unos cuantos KB) o bien de un gran peso (cientos de MB o más). El tamaño del archivo y el tiempo de demora para su descarga dependerán exclusivamente del tipo de parche y la cantidad de problemas que éste pueda solucionar.

Parches de Windows

En Windows, la mayoría de parches y hotfixes (revisiones) se ponen a disposición del usuario a través de la utilidad de Windows Update. Microsoft generalmente lanza sus parches de seguridad una vez al mes en los conocidos Patch Tuesday.

Si bien puede resultar contradictorio, ciertos parches pueden terminar causando más problemas de los que ya teníamos antes de su instalación. Esto puede darse a causa de inconvenientes surgidos en controladores o piezas de software al momento de aplicar las nuevas actualizaciones.

A continuación presentaremos una serie de recursos que pueden resultar de gran ayuda para comprender más acerca de los continuos lanzamientos de parches por parte de Microsoft, los posibles problemas surgidos de su instalación, y qué hacer en caso de evidenciar ciertas fallas.

Los parches lanzados por Microsoft para Windows y sus otros programas no son los únicos que pueden llegar a causar inconvenientes. Aquellos parches relacionados a programas de antivirus y otros programas de compañías distintas a Microsoft también pueden causar problemas por razones similares.

El parchado erróneo es un fenómeno que también puede tener lugar en otros dispositivos tales como Smartphones, tabletas, etc.

Otros parches de software

Aquellos parches relacionados a softwares instalados en nuestro ordenador, como por ejemplo programas antivirus, son por lo general descargados e instalados de manera automática y en segundo plano. Dependiendo del programa y tipo de parche, el usuario puede ser notificado acerca de la actualización, aunque esto también puede ocurrir en segundo plano y sin conocimiento del usuario.

Aquellos programas que no son actualizados de manera regular, o que no ofrecen actualizaciones automáticas, obligarán al usuario a instalar sus parches de forma manual. Una manera simple para comprobar la existencia de parches es mediante el uso de una herramienta de actualización de software. Estas herramientas cuentan con la facultad de escanear todos los programas instalados en un ordenador y efectuar búsquedas de parches disponibles.

Incluso los dispositivos móviles requieren de la instalación frecuente de parches, algo que muchos usuarios de móviles Android y Apple pueden ya haber evidenciado en reiteradas oportunidades. Nuestras propias aplicaciones móviles se encuentran en continua actualización gracias a nuevos parches, los cuales por lo general se instalan sin nuestro conocimiento y apuntan a resolver bugs o fallos.

Aquellas actualizaciones orientadas controladores de dispositivos muchas veces son ofrecidas en vistas a añadir nuevas características, así como también reparar problemas. Mira Cómo actualizar los Controladores en Windows para más instrucciones sobre cómo mantener tus controladores de hardware actualizados a su versión más reciente.

Ciertos parches se ofrecen de manera exclusiva a usuarios registrados, algo un tanto inusual pero que puede llegar a darse con determinados programas. Por ejemplo, una actualización para un software antiguo que requiera reparaciones de problemas de seguridad, o bien una extensión de compatibilidad para versiones más modernas de Windows puede encontrarse a disposición del usuario únicamente efectuando un pago previo.

Otro tipo de parches son aquellos de carácter extraoficial, softwares desarrollados y lanzados por terceros. Este tipo de parches por lo general son lanzados debido a la suspensión de lanzamientos oficiales, o bien a causa de haber pasado mucho tiempo desde la aparición de un último parche oficial.

Incluso los videojuegos por lo general requieren de nuevos parches tal y como si se tratase de programas convencionales. Los parches para videojuegos pueden ser obtenidos mediante una descarga simple, generalmente de forma manual y a través del sitio oficial del desarrollador. Por su parte, muchos juegos también cuentan con un motor de actualizaciones automáticas incluidas dentro del mismo título.

Hot Fixes vs. Parches

El término hotfix ( o revisión) es muchas veces empleado como un sinónimo de parche o fix, pero esto se debe únicamente a que éstos dan la impresión de funcionar de manera proactiva y rápidamente.

Originalmente, el término hotfix era empleado para describir a un tipo de parche que podía ser aplicado sin la necesidad de detener o reiniciar un sistema o servicio. Microsoft suele hace uso del término hotfix para referirse a pequeñas actualizaciones orientadas a problemas específicos y por lo general graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *