Tarjetas de interfaz de red

Hardware

Las tarjetas de interfaz de red se conocen como NIC, abreviatura para su término en inglés network interface card. Se trata de un hardware adaptador de red en la forma de una tarjeta capaz de caber en la ranura de expansión o slot de una placa base. La gran mayoría de ordenadores cuenta con una de ellas incorporada (en cuyo caso forman nada más y nada menos que parte del circuito del ordenador) pero también puedes añadir tu propia NIC para expandir la funcionalidad del sistema.

La tarjeta NIC es lo que proporciona la interfaz de hardware entre un ordenador y una red.

Tal es el caso en redes cableadas o inalámbricas ya que la NIC puede ser utilizada para redes Ethernet como también para redes Wi-Fi, tanto en ordenadores de escritorio como portátiles.

Las “tarjetas de red” conectadas vía USB de hecho no son tarjetas en el sentido literal, se trata más bien de dispositivos USB capaces de habilitar conexiones de red a través de puertos USB. Estas son denominadas Adaptadores de red.

Nota: NIC es también abreviatura de Network Information Center (centro de información de red). Por ejemplo, la organización InterNIC es una tarjeta de interfaz de red capaz de ofrecer información al público en general acerca del nombre de dominios de internet.

¿Cuál es la función de una tarjeta de interfaz de red NIC?

Para ponerlo de manera sencilla, una tarjeta de interfaz de red es capaz de habilitar la conexión de red entre un dispositivo y otro. Tal es el caso de dispositivos conectados a una red central (como ser en un modo de infraestructura o infraestructure mode) o incluso cuando estos se encuentran sincronizados, directamente de un dispositivo al otro (Modo ad-hoc).

Sin embargo, una tarjeta de interfaz de red no es siempre el único componente requerido para una integración con otros dispositivos.

Por ejemplo, si el dispositivo en cuestión es parte de una red más grande y lo que se requiere es acceder a internet, como ser en casa o en una empresa, también se requerirá de un router. De esta manera, el dispositivo hará uso de la tarjeta de interfaz de red para conectarse al router, el cual a su vez se encuentra conectado a internet.

Descripción física de las tarjetas de interfaz de red

Las tarjetas de interfaz de red se presentan en variados formatos, pero los dos principales modelos son aquellos cableados e inalámbricos.

Una tarjeta de interfaz de red inalámbrica requiere el uso de tecnologías inalámbricas para acceder a la red, por lo cual estas cuentan con una o más antenas extendiéndose fuera de la tarjeta propiamente dicha. Un ejemplo de esto es el adaptador TP-Link PCI Express.

Las tarjetas de interfaz de red cableadas simplemente hacen uso de un puerto RJ45 ya que las mismas cuentan con un cable Ethernet conectado a un extremo. Esto las convierte en las preferidas por la mayoría en relación a las tarjetas de interfaz de red inalámbricas. El adaptador de red TP-Link Gigabit Ethernet PCI Express es un ejemplo de estas.

Sin importar cual de ellas es utilizada, la tarjeta de interfaz de red se extenderá hacia afuera de la sección posterior del ordenador a un lado de los demás conectores, como por ejemplo aquel del monitor. En caso de conectar una tarjeta de interfaz de red a un portátil, lo más probable es que esta se conecte a uno de sus lados.

¿Cuán veloces son las tarjetas de interfaz de red?

Todas las tarjetas de interfaz de red cuentan con un índice de velocidad, como ser 11 Mbps, 54 Mbps o 100 Mbps, cifra que sugiere el desempeño general de la unidad. Puedes encontrar esta información en Windows mediante un clic derecho en la conexión de red desde la sección de Centro de redes y recursos compartidos > cambiar configuración del adaptador en el Panel de Control 

Es importante tener en cuenta que la velocidad de la tarjeta de interfaz de red no determina necesariamente la velocidad de la conexión de internet. Esto se encuentra relacionado a factores como el ancho de banda disponible y la velocidad del servicio pago de internet.

Por ejemplo, si has pagado por una velocidad de descarga de 20 Mbps, hacer uso de una tarjeta de interfaz de red de 100 Mbps no incrementará tu velocidad a 100 Mbps, ni siquiera a 20 Mbps.

Sin embargo, si has pagado por una velocidad de 20 Mbps pero tu tarjeta de interfaz de red cuenta únicamente con soporte para 11 Mbps, observarás una reducción sustancial en la velocidad de descarga ya que el hardware instalado puede tan solo funcionar a su velocidad predefinida.

En otras palabras, y teniendo en cuenta únicamente estos dos factores, la velocidad de red se encontrará determinada por el más lento de estos.

Otro protagonista principal en cuanto a velocidad de redes es el ancho de banda. Si cuentas con un servicio de 100 Mbps y tu tarjeta de interfaz de red soporta dicha velocidad, pero también cuentas con tres ordenadores en la red descargando de manera simultánea, aquellos 100 Mbps se verán divididos en tres partes, con lo cual cada ordenador estaría recibiendo alrededor de 33 Mbps.

Dónde adquirir tarjetas de interfaz de red

Existen muchos sitios en dónde puedes adquirir tarjetas de interfaz de red, tanto en tiendas como también de manera online.

Algunos minoristas online incluyen Amazin y Newegg, aunque tiendas físicas como Walmart también venden tarjetas NIC.

Cómo obtener controladores para tarjetas de interfaz de red

Todo componente de hardware requiere de controladores de dispositivo para trabajar junto al software en un ordenador. Si tu tarjeta de interfaz de red no funciona, es posible que algún controlador se halle corrupto o no se encuentre actualizado a su última versión.

Actualizar los controladores de tarjetas de interfaz de red puede ser un tanto complicado ya que usualmente se requerirá de una conexión a internet para efectuar la descarga de los mismos, ¡y justamente es el problema del controlador lo que evita el acceso a internet! En estos casos, deberías descargar el controlador de red en un ordenador diferente y luego transferir el archivo a través de una unidad flash o CD.

La manera más sencilla de hacer esto es mediante una herramienta de actualización de controladores capaz de detectar actualizaciones incluso cuando el ordenador se encuentra desconectado de la red. Ejecuta el programa en el ordenador y luego guarda la información en un documento. Paso siguiente, y en un ordenador diferente, abre el archivo en el mismo programa de actualización de controladores, efectúa la descarga correspondiente y luego transfiere los archivos hacia el primer ordenador para finalmente actualizar sus controladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *