¿Qué es una disquetera?

Hardware

La disquetera es un hardware de ordenador que lee y también escribe datos en un pequeño disco.

El tamaño más común de una disquetera es la unidad de 3.5 pulgadas, seguida por la unidad de 5.25 pulgadas, aunque también existen otros tamaños.

El disquete fue originalmente el principal método para transferir datos entre ordenadores, permitiendo al usuario poder realizar copias de seguridad resguardando archivos en el exterior de un equipo desde fines de los años 1900 hasta principios del siglo XXI. En la actualidad, se considera una tecnología obsoleta debido a sus limitaciones frente a las alternativas vigentes.

que es disquetera

Este dispositivo de almacenamiento antiguo ha sido reemplazado por otros dispositivos portátiles e incluso un mejor hardware de ordenador incorporado, los cuales poseen mayor capacidad de almacenamiento y velocidad de transferencia. La unidad de disco óptico es utilizada comúnmente para leer y escribir datos sobre DVD, CD y Blu-ray, formatos que han desplazado al reconocido disquete.

La disquetera también es conocida como:

Existen diversas denominaciones que se le asignan a la unidad de disquete, como unidad de disco, disquetera, floppy drive, unidad de 3.5″ y la unidad de 5.25″.

Datos importantes sobre la disquetera

Si bien la disquetera es un componente que algunos ordenadores aún incluyen, la mayor parte de estos acostumbran a reemplazar esta unidad por unidades flash, las cuales son mucho más útiles para el usuario.

Las unidades de disquetes tradicionales acostumbran a instalarse en el gabinete de un ordenador, aunque los fabricantes han optado por dejar de incluir estas unidades puesto que las consideran obsoletas.

Los usuarios que necesitan de una unidad de disquete acostumbran a recurrir a unidades externas, ya que la mayor parte de los ordenadores actuales no disponen de este tipo de unidades.

Las unidades de disquete portátiles se conectan a un ordenador a través de un puerto USB, y tienen un funcionamiento muy similar al de cualquier dispositivo de almacenamiento externo como los discos duros externos o unidades flash.

Descripción física de la disquetera

La disquetera tradicional posee 3.5 pulgadas de tamaño y un peso aproximado al de una baraja de cartas. Algunas versiones externas o portátiles, tienden a tener un peso superior.

En la parte frontal de una unidad de disquete encontraremos una ranura en la cual deberemos insertar el disco y un pequeño botón que nos permitirá expulsarlo una vez que el disco se encuentre dentro de la unidad.

Cada lado de la disquetera tradicional posee orificios roscados que permiten facilitar el montaje en el comportamiento dentro del gabinete del ordenador. Es posible instalar en el mismo compartimiento una unidad de 3.5 pulgadas, como una unidad de 5.25, aunque deberemos hacer uso de un soporte especial.

La unidad de disquete montada contará en un extremo con las conexiones que irán hacia dentro del gabinete, y en la parte posterior se encontrará la ranura para insertar el disco que deseemos.

En la parte trasera de la unidad de disquete encontraremos el puerto en el que deberemos introducir un cable estándar para conectar la unidad directamente a la placa base. También encontraremos una conexión exclusiva para la fuente de alimentación.

Una disquetera externa poseerá de manera exclusiva una única conexión para sincronizarse al ordenador, por lo general a través de un conector USB tipo A, ya que la energía requerida por el dispositivo para funcionar será extraída de dicha conexión.

Disquetes contra los nuevos dispositivos de almacenamiento

Un disquete acostumbra a disponer de un tamaño de almacenamiento de datos pequeño en comparación con la tecnología actual, como las tarjetas SD o las unidades flash.

La mayoría de los disquetes sólo admiten 1,44 MB de almacenamiento de datos, por lo que sería imposible almacenar una canción en formato MP3 o una imagen de alta calidad. Las unidades flash USB más económicas acostumbran a disponer de 8 GB de espacio de almacenamiento, lo cual es 5.600 veces más que un disquete convencional.

Incluso en tamaño físico las unidades flash USB tienden a ser más compactas y portátiles que un disquete, sin contar con el hecho de que permitirán incluso almacenar una gran cantidad de información, ya que existen memorias USB con una capacidad de hasta 1 TB.

Aunque existen otros medios de almacenamiento mucho más prácticos, como es el caso de las tarjetas SD, que acostumbran a caber dentro de teléfonos, cámaras e incluso tabletas, y pueden tener una capacidad de almacenamiento de 512 GB o incluso más.

La mayoría de los ordenadores de escritorio y portátiles acostumbran a tener unidades de disco para leer o grabar discos para instalar software, disfrutar de vídeos DVD, películas Blu-ray o escuchar un CD de música.

El CD acostumbra a permitir almacenar hasta 700 MB de datos, un DVD permite almacenar 4,7 GB de información, y el Blu-Ray Disc dispone de un espacio de almacenamiento de 128 GB.

Aunque igualmente no es justo comparar las tecnologías modernas con las antiguas, ya que es notoria la evolución que han tenido las diferentes unidades de discos, ya que por ejemplo un disco Blu-Ray puede almacenar casi 100.000 veces más que un disquete convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *