Cómo formatear un disco duro

HardwareProgramación

como formatear disco duro

Para hacer uso de un disco duro en Windows, lo primero que deberemos hacer será formatearlo.

Formatear un disco duro implica la eliminación de todos los datos almacenados en el dispositivo y la instalación de un sistema de archivos que permita a tu sistema operativo leer o escribir datos desde y hacia el dispositivo.

Y si bien puede sonar un tanto complejo, la tarea de formatear un disco no es algo para nada complicado en ninguna de las versiones de Windows. Se trata de una función verdaderamente básica y propia de todo sistema operativo, y Windows en especial la hace algo mucho más simple.

Importante: en caso que el disco duro que deseas formatear nunca haya sido utilizado, o bien ya ha sido limpiado con anterioridad, este deberá como primera medida someterse a un proceso de particionado. Mira Como particionar un disco duro en Windows para más instrucciones. Una vez particionado, simplemente regresa a este articulo para continuar con el proceso de formateado.

Tiempo requerido: el tiempo necesario para formatear un disco duro en Windows dependerá de la capacidad total del dispositivo, aunque la velocidad promedio de tu ordenador también cumplirá un rol de importancia en el proceso.

Sigue los pasos explicados más abajo para formatear un disco duro en Windows 10, Windows 8 , Windows 7, Windows Vista, o Windows XP.

Como formatear un Disco Duro en Windows

Método Opcional: si prefieres un tutorial basado en capturas de pantalla, salta las instrucciones de abajo e intenta con nuestra Guía paso a paso para formatear un disco duro en Windows.

 

como formatear disco duro 1

1- Abre el administrador de Discos, herramienta incluida en todas las versiones de Windows.

Nota: en Windows 10 y Windows 8, el Menú de opciones avanzadas o Power User Menu te brindará el acceso más veloz y directo al Administrador de Discos. Puedes también ejecutar el Administrador de Discos a través del Símbolo del Sistema en cualquier versión de Windows, aunque acceder al mismo a través del Panel de Control es el método más simple, a menos que te sientas realmente afianzado con el uso de comandos.

Mira Cómo saber qué versión de Windows tengo si no cuentas con la certeza de cuál de las tantas versiones de Windows se encuentra instalada en tu ordenador.

2- Una vez dentro del Administrador de Discos, localiza el dispositivo que deseas formatear dentro de la lista ubicada en la sección superior de la ventana.

Importante: ¿el dispositivo que deseas formatear no se encuentra en la lista?, ¿se te presenta una ventana con el título de Iniciar Disco o Iniciar y Convertir Disco?, pues en tal caso, esto significa que aún necesitas particionar el disco. Mira Cómo particionar un disco duro en Windows y luego regresa al artículo para continuar.

Nota: formatear el disco C, o cualquiera que sea la letra que identifique aquel disco en donde se ha instalado Windows, no puede efectuarse a través del Administrador de Discos… o ningún otro método dentro del sistema operativo Windows. Mira Cómo Formatear disco C para más instrucciones acerca de cómo formatear un disco primario.

3- Una vez localizado, haz clic derecho o presiona y sostiene sobre el ícono del dispositivo y selecciona Formatear. Luego de esto, una ventana de “formatear [C]” debería aparecer.

Atención: lógicamente, es muy importante seleccionar el disco duro correcto en vistas a un formateo. Una vez iniciado, no podrás detener el proceso sin causar inconvenientes al dispositivo.

En caso de formatear un disco duro que cuente con archivos aún alojados, comprueba muy bien que se trata justamente del dispositivo correcto, ya sea por su letra o explorando su contenido de manera previa.

4- En caso de formatear un dispositivo nuevo, se asignará al disco duro una letra en desuso, así como también un Sistema de Archivos RAW.

5- En la Etiqueta de Volumen, provee al dispositivo de un nombre o simplemente deja el nombre tal y como se encuentra. En caso de tratarse de un disco nuevo, Windows asignará la etiqueta de volumen “Nuevo Volumen”.

Se recomienda asignar un nombre al disco duro de manera tal que sea más sencillo de identificar a futuro. Por ejemplo, si planeas utilizar este dispositivo para almacenar películas, nómbralo simplemente como Películas.

6- Para el Sistema de Archivos: selecciona NFTS a menos que cuentes con la necesidad de seleccionar otro sistema de archivos en particular.

NTFS es siempre la mejor alternativa a utilizar en Windows a menos que requieras por determinadas razones acudir a un sistema de archivos de tipo FAT32. Otros archivos de sistema FAT se encuentran disponibles únicamente para aquellos discos de una capacidad de 2 GB o menor.

7- Establece el tamaño de la unidad como por Defecto, siempre y cuando no exista una razón específica para personalizar este apartado.

8- En Windows 10, 8, y 7, se marcará la opción de ejecutar un formateo rápido, pero se recomienda desmarcar esta casilla para permitir un formateo completo de la unidad.

Sí, un formateo rápido efectuará un trabajo considerablemente más veloz que un formateo convencional, pero los beneficios de un formateo completo siempre serán mayores.

Windows 10, 8, 7, y Vista: en un formateo convencional, cada sector del disco duro será comprobado en busca de errores (ideal tanto para nuevos como antiguos dispositivos) y también se ejecutará la función conocida como write-zero (siempre recomendable para discos previamente utilizados). Un formateo rápido no hará más que saltarse la búsqueda de sectores malos y la desinfección básica de datos.

Windows XP: en un formateo convencional o estándar, cada sector del disco será comprobado en busca de errores. El formateo rápido saltará todo este proceso de comprobación. La función de limpiado automático de datos a lo largo del proceso de formateo no se encuentra disponible en Windows XP.

9- La opción de Habilitar compresión de archivos y carpetas se encuentra desmarcada por defecto, y se recomienda dejarla tal cual.

Nota: la compresión de archivos y carpetas puede ser habilitada para ahorrar espacio en el disco duro, y se trata de una opción que puedes sin más habilitar en caso de creerla necesaria. Sin embargo, los discos duros de la actualidad presentan una capacidad promedio de dimensiones tales que el balance entre el espacio ahorrado y el desempeño del disco probablemente hacen de esta tarea algo no muy esencial.

10- Haz clic o presiona en Aceptar.

11- Da aceptar al mensaje de “formatear este volumen eliminará todos los datos almacenados. Realiza una copia de respaldo para todos aquellos documentos que desees preservar antes de formatear. ¿Deseas continuar?”

12- el proceso de formateo iniciará. Puedes optar por monitorear el progreso si lo deseas.

Nota: formatear un disco duro en Windows puede tomar un tiempo considerable en caso de tratarse de un dispositivo de gran capacidad o de funcionamiento lento. Un pequeño disco duro de 2 GB puede tomar unos pocos segundos antes de completar el proceso, mientras que un disco de 2 TB mucho más dependiendo de la velocidad del disco duro y del ordenador en sí.

13- El proceso se ha completado cuando el Estado o Status cambia a Saludable, lo cual sucederá unos pocos segundos luego que el contador de formateo alcance 100%.

Windows no notificará de ninguna otra manera que el proceso de formateo ya se ha completado.

14- ¡Eso es todo! Hemos formateado o reformateado nuestro disco duro y estamos ya en condiciones de almacenar nuevos archivos, instalar programas, crear copias de respaldo, y demás.

Nota: en caso de haber creado múltiples particiones en este disco duro, puedes ahora regresar al Paso 3 y repetir todo el proceso para formatear los dispositivos adicionales.

Formatear suprime datos, pero no siempre los elimina por completo

A la hora de formatear un disco duro en Windows, los datos contenidos en el mismo pueden o no ser eliminados por completo. Dependiendo de la versión de Windows, y el tipo de formateo, es posible que los datos se encuentren aún almacenados en el disco, ocultos de Windows y otros sistemas operativos, pero aún accesibles en determinadas situaciones.

Mira Cómo limpiar un disco duro para más instrucciones acerca de cómo eliminar verdaderamente toda la información en un disco duro y limpiar vs triturar vs eliminar vs suprimir: ¿cuál es la diferencia? Para obtener un panorama aún más claro.

En caso de que no requieras nunca más del uso del disco duro que has formateado, puedes simplemente saltar todo el proceso de formateo o limpiado, y optar por destruirlo ya sea física o magnéticamente. Mira Cómo limpiar completamente un disco duro para más información.

Más acerca del formateo de discos duros en Windows

Si deseas formatear tu disco duro con el objetivo en mente de instalar Windows nuevamente, debes tener en cuenta que tu dispositivo se formateará automáticamente como parte del proceso de instalación. Mira Cómo instalar Windows para más información al respecto.

¿Disconforme con la letra de dispositivo asignada por Windows? ¡Eres bienvenido a cambiarla cuando lo desees! Mira Cómo cambiar la letra de una unidad de disco y hazlo en simples pasos.

Puedes también formatear un disco duro a través del Símbolo del Sistema, empleando el comando format. Mira Comando format: ejemplos, cambios y más para detalles al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *